Damas y caballeros, ¡lo conseguimos!: el único Mercedes-Benz SEL 6.3 Pininfarina coupé en el mundo. Al ser especialistas en autos deportivos únicos, supimos que esta combinación especial entre la pulcritud alemana, y  vibrantes líneas italianas estaba a la venta. El auto es “la aguja en el pajar”, y lo encontramos en condiciones originales sin ninguna restauración.  Encontrar un automóvil de 1970 en esta condición, requiere un poco de trabajo, para volver a ser el mismo de siempre. Fue una grata sorpresa notar que a pesar de estar quieto por tanto tiempo, lo pudimos encender y conducir, sintiendo como  su suspensión neumática aún funcionaba perfectamente. Esto sin duda, confirma una vez más la calidad de construcción alemana. Desde el momento de nuestro encuentro, hemos estado trabajando con mucho amor y esmero, para estar listos y presentarnos en el Concours d'Elegance, un evento este año del 19 al 20 de septiembre. Nos gustaría darle la bienvenida para que nos acompañe a admirar este extraordinario cupé gris.


El origen de la historia de este automóvil tiene su origen en los Países Bajos,  lo que lo hace un automóvil holandés de origen. En 1969, un rico empresario holandés,  gran fanático de automóviles, pide a Mercedes-Benz que le haga una versión especial del 300 SEL 6.3. Mercedes-Benz no quería involucrarse en un proyecto tan complejo. Pero para Sergio Pininfarina, cuya casa de diseño desarrolló versiones especiales para diferentes marcas, esto parecía un proyecto interesante. Sus diseños más famosos se pueden encontrar en Ferrari, Lancia y Alfa-Romeo, entre otros.


El punto de partida es un Mercedes-Benz 300 SEL 6.3 del tipo W109. Erich Waxenberger, un ingeniero de pruebas de Mercedes-Benz, coloca el motor 6.3 V8 del mucho más grande 600 en un 300 SEL, que hasta en ese entonces solo estaba disponible en 6 cilindros. En este preciso momento, es cuando se da inicio a la tendencia de los sedanes de alto rendimiento, como lo son ahora, por ejemplo, un modelo M5 o AMG. El rendimiento es un factor muy importante porque el V8 entrega 250 hp y 510 Nm. Garantizando que nuestro Benz alcance los 100 km/h en 6,5 segundos, y consiga una velocidad máxima de 220 km/h. Esto hizo que este sedán de lujo fuera más rápido que un Porsche 911 o un Jaguar E-type. El automóvil cuenta con aire acondicionado, suspensión neumática, diferencial de deslizamiento limitado y ventanas eléctricas.


Se construyen un total de 6.526 ejemplares, de los cuales se entrega solamente uno al maestro Pininfarina. Aunque la distancia entre ejes, la longitud total y la altura de las puertas se conservaron, Pininfarina diseña un automóvil completamente diferente. Por ejemplo, coloca un techo completamente nuevo, donde la parte delantera está más hacia atrás, y la parte trasera está más hacia adelante. Los pilares A y C están inclinados para que el techo esté 3 centímetros más abajo que el original. Los artesanos fabrican todas las chapas a mano. El precio total estuvo aproximadamente en 400,000 florines, que en 1970 era una elevada cantidad, incluso mucho más que ahora.


Una característica del diseño de Pininfarina es la línea que corre a lo largo del costado, que podemos admirar en modelos posteriores como el del Ferrari 400. La obra del maestro de diseño en esta limusina deportiva, regresa más tarde en el diseño de otros autos. Por ejemplo, en el Fiat 130 Cupé, pero especialmente en el Rolls-Royce Camargue, en el que el estilo C y el frontal tienen un gran parecido. Estos tres autos fueron dibujados en el taller de Pininfarina. Aunque algunos afirman que Pininfarina utilizó el Mercedes-Benz como modelo de estudio para el Camargue. Hemos escuchado de algunas fuentes que el diseño del Camargue es un trabajo previo de Rolls-Royce, que se tuvo en espera por algún tiempo.


Dentro de nuestro cupé deportivo puede admirarse como los colores se remontan principalmente a Pininfarina y la década de 1960,  donde se combinan la piel marrón con una alfombra verde. Los detalles en el interior son verdaderamente fascinantes, y también incluyen el forro del techo, con un cuidadoso terminado; y no podemos olvidar, la ingeniosa perilla giratoria trasera que abre y cierra las ventanas traseras.


El primer propietario del automóvil disfruto de él, por aproximadamente 9 años. Muchos sospecharon que era el fallecido Freddy Heineken. Pero la familia del entonces propietario ha desmentido estos rumores. El segundo propietario adquirió el automóvil a través de un agente, y lo tuvo durante cerca de 30 años. Tanto los cinco hijos del primer propietario, así como el segundo propietario desean permanecer en el anonimato.

Los fanáticos de los autos de Ibalo Sportscars ya no quieren más secretos, y por eso queremos que todo el mundo sepa que este extraordinario cupé deportivo alemán-italiano está siendo preparado por nosotros, para liberar sus 250 caballos de fuerza en el asfalto muy pronto (6.6 segundos 0-100).


Queremos tener tanta información como sea posible sobre este automóvil. Así que si usted tiene información adicional sobre este automóvil, ya sea en una revista antigua o algún otro medio, nos gustaría comunicarnos con usted.

¿MANTENERSE INFORMADO SOBRE NUESTROS COCHES NUEVOS?

Regístrese para recibir el boletín de Ibalo. No se preocupe, no vamos a llenarlo de publicidad. Lo contactaremos solamente sí tenemos algo realmente especial que informarle.

website_realisation